Diseñamos un tipo de edificio pionero en España en el cual se podía vivir mejor

Valentín Domeño Andueza, en el año 1958, fundó Construcciones Domeño, con lo que este año celebran su 60º aniversario. La empresa siempre se ha dedicado a la promoción y construcción de viviendas en el ámbito de Navarra siendo miembro fundador de la ACP (Asociación de Constructores y Promotores de Navarra). A partir de año 1997 las labores de dirección y gestión quedan en el ámbito familiar y son sus descendientes quienes se hacen cargo de la continuación de su desarrollo.

Construcciones Domeño, desde su inicio, ha tenido como bandera la calidad del producto y la satisfacción de sus clientes, no en vano hacen gala de contar entre los compradores de sus viviendas a miembros de tres generaciones (abuelos, padres e hijos) de una misma familia. “Somos conscientes de que las necesidades de la sociedad han evolucionado y sobre todo los avances tecnológicos por los que hemos apostado buscando una mayor eficiencia energética y ahorro económico y mejor salud, y a juzgar por los resultados en las encuestas de satisfacción de nuestros clientes, vamos por buen camino. Contamos con nuestros sellos de calidad para una continua innovación y desarrollo”, señala Javier Domeño, Gerente de Construcciones Domeño.

Las oficinas centrales siempre han estado en la Plaza Merindades 3 de Pamplona desde su inicio aunque fueron reformadas en 2011 y el número de trabajadores en plantilla hoy es inferior a esos primeros años pues hoy trabajan subcontratando gremios especialistas.

Habitat Magazine: Con 3000 viviendas construidas, entre las que se encuentran algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad… ¿como cuáles?

Javier Domeño: En todos estos años podemos decir que hemos contribuido a “hacer ciudad”. En todos y cada uno de los barrios de Pamplona y Comarca, Construcciones Domeño ha dejado su impronta como Avenida Pio XII 19 y 37, C/ Sancho el fuerte 35, 37 y 61 , Avda. Bayona 33 , C/ Esquiroz 4 y 6, C/ Bergamin 49 y 53 y C/ Abejeras 24 entre muchos otros.

HM: ¿Cuál es el pilar diferenciador de Construcciones Domeño?

JD: Ahora mismo, además de presentar nuestros productos con la más alta calidad y muy trabajados en su fase de diseño, tanto en distribuciones de vivienda como en fachadas muy originales, nos esforzamos especialmente en la fase de comercialización, explicando perfectamente el tipo de tecnología novedosa que incorporamos tanto en oficina como en obra y personalizando la vivienda según las necesidades del cliente y gestionando las ayudas subvencionadas para las viviendas de protección.

HM: Fue en 2014 cuando promocionasteis el Proyecto de 71 viviendas en bloque VPT en Ripagaina (Burlada), edificio ZERO 2020. ¿Marcó un antes y un después en Construcciones Domeño?

JD: En plena crisis inmobiliaria y adelantándonos a la normativa que será de obligado cumplimiento en el 2020, apostamos por lo que ya en Europa era una realidad, los edificios de consumo de energía casi nulo. Rodeándonos de un gran equipo de profesionales entre los que se encuentra CENER diseñamos un tipo de edificio pionero en España en el cual se podía vivir mejor con un consumo menor de agua caliente y calefacción. En efecto marcamos tendencia y se nos reconoció a nivel local y nacional. De hecho ya en aquel tiempo de sequía financiera ya marcábamos la diferencia en ventas.

“Los que prueban nuestras viviendas ya no quieren vivir en ningún otro sitio”

 

Un Edificio de Consumo de Energía Casi Nulo está compuesto por viviendas que conservan la temperatura interior mucho mejor debido a su gran aislamiento y medidas de infiltración del aire hacia el exterior (Fachadas y ventanas). Además incorporan un recuperador de calor que permite la ventilación constante de las estancias sin tener que perder la temperatura. Se potencian más las energías solares en la cubierta para complementar la producción de agua caliente sanitaria. Todo ello sumado a los aislamientos en fachadas principales y entre vecinos y a la calefacción por suelo radiante hacen que se consuma muy poca calefacción y agua caliente sanitaria.

HM: ¿Cuáles son los elementos diferenciadores con la construcción tradicional?

JD: Como hemos dicho estas viviendas están mucho mejor resueltas térmicamente en toda su envolvente con carpinterías de muy baja conductividad, vidrios triples y todas las juntas tratadas con cintas de infiltración. Esto favorece la retención del calor en invierno y a que no entre el calor en verano manteniendo fresca la vivienda. Gracias al recuperador de calor  mantenemos la vivienda ventilada con un flujo de aire filtrado de todo elemento patógeno (polen, virus, ácaros…).

HM: ¿Qué beneficios le aporta el consumo casi nulo al comprador de una de vuestras viviendas?

JD: Nuestros clientes llevan ya dos años viviendo en el edificio ZERO y quisimos evaluar nuestro edificio mediante una encuesta de satisfacción en cuanto a temperaturas de invierno-verano, acústica, confort, ventilación, descanso y bienestar dentro de la vivienda. Con alegría vimos que muy mayoritariamente las puntuaciones eran muy altas.

Por tanto ya no solo nos centramos en los bajos costes de calefacción y ACS, sino que podemos decir que nuestras viviendas son saludables ya que todo el aire que respiramos está previamente filtrado (libre de polen, ácaros, etc.) y durante toda la noche hay un ligero flujo de aire limpio en las habitaciones evitando así concentraciones de CO2, favoreciendo el descanso y  la recuperación física para empezar el día con energía.

Otro de los puntos que más han valorado nuestros clientes ha sido el mantenimiento del frescor en olas de calor, cada vez más frecuentes. En una semana de calor extremo  (máximas de 36 ºC) se ha comprobado mediante sondas que la temperatura de la vivienda no subía de los 22-23ºC gracias al bypass de verano del recuperador de calor.

 

HM: ¿La gente es consciente del significado de una vivienda de calificación energética A?

JD: Creo que todavía habría que matizar más este tipo de clasificación ya que nosotros vamos muy por delante de una Clase A (que ya es alta) podríamos incluso hablar de clase A+++.

Solamente son conscientes de este tipo de viviendas los que ya viven en ellas. Los que las prueban ya no quieren otra cosa, no solo por el ahorro sino por la calidad de vida y por ello se empiezan a poner en valor por encima de las demás.

Acompañamos a Javier Domeño durante una de sus habituales visitas a la obra. En esta ocasión, visitamos la tercera fase de una construcción de
viviendas de última generación en Ripagaina.

HM: Construcciones Domeño va un paso por delante ya que es en 2020 cuando la unión Europea se ha propuesto conseguir un equilibrio entre construcción y consumo… Se ha establecido un objetivo indicativo del 20% de ahorro de energía de aquí a 2020. ¿Por qué este adelanto en la eficiencia?

JD: Ya en el 2012 comenzamos a diseñar el Edificio ZERO de la mano de CENER con criterios de ECCN pero sin que todavía hubiera normativa alguna al respecto en España, sí en el resto de Europa. Apostamos por este edificio porque realmente creíamos en ello y porque la crisis nos obligó a ofrecer al mercado un producto diferente e innovador y de más valor tecnológico y de calidad de terminaciones que el que ya existía en el mercado y no se vendía.

HM: Empezáis a comercializar la cuarta fase del Edificio ZERO 2.0. ¿Quiénes son vuestros clientes potenciales?

JD: Ahora que ya han pasado dos años desde la entrega de la primera fase estamos recibiendo por parte de los usuarios un “feedback”  muy positivo. No solamente por el ahorro energético y económico sino por el alto confort y bienestar, el cual se refleja en las encuestas de satisfacción hechas a nuestros clientes.

Es por ello que en esta cuarta fase nuestros clientes potenciales son en más de un 75% personas recomendadas por los vecinos que ya están viviendo en fases anteriores. Esto para nosotros es el mejor reconocimiento a la labor bien hecha que podíamos tener.

HM: ¿Fue difícil arrancar la venta de este tipo de inmuebles?

JD: La labor comercial fue dura ya que teníamos que explicar cómo las mejoras que incorporaba el edificio iban a redundar en beneficios económicos, de confort y de salud para el cliente.

No es lo mismo que te cuenten las excelencias de la vivienda tu compañero de trabajo o un familiar que ya lo ha probado que partir de cero.

HM: Está claro que construcciones Domeño ha invertido en mejorar la construcción en España. ¿Os consideráis y os consideran un referente en la eficiencia energética?

JD: Al ser pioneros en este tipo de edificios se nos ha reconocido como proyecto de innovación tecnológica por el Gobierno de Navarra y hemos participado como ponentes en varios Congresos de ECCN en Madrid y publicados en varios medios de prensa de difusión Nacional tanto escrita como en radio y televisión.

Nuestra meta es seguir mejorando en el campo de la eficiencia energética y seguir innovando en otros campos como los de la producción de energía para el autoconsumo que esperamos sea una realidad en futuros próximos proyectos.