El antes y el después de una remodelación de HOME STAGING para vender tu casa

El Home Staging es una técnica decorativa y constructiva con la que conseguimos incrementar el valor de una vivienda. En diferentes niveles, podemos conseguir que una propiedad que pasa desapercibida o que se encuentra en mal estado se convierta en una vivienda de revista.

Lógicamente, conseguiremos incrementar el precio de la misma exponencialmente en el mercado, y además conseguiremos venderla rápidamente dada su capacidad de atracción.

Esta técnica aplicada en su formato más radical es tremendamente impactante.

Un cambio de puertas, la sustitución de un suelo deteriorado, colocación de un sistema de calefacción, la reparación del sistema eléctrico y de fontanería de la vivienda son algunos de los aspectos que se trabajan para conseguir estos resultados tan chocantes.

La guinda la pone el mobiliario y los elementos decorativos, como cortinas, lámparas e iluminación en general, cuadros, cojines, ropa de cama, espejos y un largo etc. de elementos decorativos.

El buen gusto a la hora de combinar nos permitirá lucirnos en la redecoración de nuestra casa.

Ahora bien, el conseguir redecorar y cambiar el aspecto de nuestra vivienda tiene un secreto importante, quizá lo más importante de toda esta operación, y no es otro que el precio.

Tenemos que ser capaces de conseguir estos efectos y resultados gastándonos lo menos posible. Tarea que conocen bien en Hábitat Inmobiliaria, que además de conseguirlo, ofrece la posibilidad de poder abonar la cantidad invertida cuando ya has vendido tu vivienda.

Cada caso es diferente, en ocasiones una simple remodelación decorativa es suficiente, y en otras es necesario actuar sobre la vivienda de forma más profunda” nos comenta Karol Zabalza, Gerente de Hábitat Inmobiliaria.

Estos son los servicios por los que tiene sentido contratar a una agencia inmobiliaria para vender tu vivienda, se pueden contratar independientemente o bien a resultados, pero una inmobiliaria que se precie de serlo tiene que tener la infraestructura necesaria para poder ofrecerlos, gestionarlos y en gran parte de ocasiones adelantarlos para que el propietario consiga vender bien, muy bien y el comprador quede satisfecho”.

El precio de la inversión de estas reformas o redecoraciones ha de ser muy inferior a la cantidad que incrementa el valor de la vivienda. “En muchas ocasiones, gastándonos entre 2.000 y 10.000 € podemos incrementar el valor de la vivienda entre los 20.000 y los 70.000 €, todo depende de la vivienda, ya que cada una ha de ser tratada de diferente manera.

Con nosotros, si se trata de una redecoración, el cliente no paga nada, está todo incluido, salvo que no comercialicemos su vivienda y desee contratar este servicio solamente, de forma independiente, entonces le facilitaremos el correspondiente presupuesto.

Si las reformas son más importantes que una redecoración  facilitamos un presupuesto junto con una valoración de la vivienda tras la remodelación. El modo de pago, lo tratamos en cada caso, pero el ser cliente de Hábitat es una ventaja muy importante para disfrutar de estas técnicas y pagarlas cuando ya hay resultados”.

Aproximadamente el 95% de las viviendas que vende Hábitat Inmobiliaria pasan por esta técnica en uno u otro grado.