Los navarros cada vez buscamos más un jardín o una terraza

Bajo en Buztintxuri. De venta en Habitat Navarra.

Pamplona y nuestra Comunidad cambian con el tiempo, pero como tiempo nos referimos al clima. Los que ya tenemos una edad, recordamos los fríos y lluviosos inviernos. Rememoramos imágenes de copiosas nevadas, de abrigos, botas y jerséis de cuello vuelto que, acompañados de gorros y guantes, se convertían en el uniforme de la estación más dura del año.

¿Una navidad sin nieve? Difícil de imaginar.

Los navarros, por lo general, siempre hemos tenido la sensación de vivir hacia dentro de nuestros hogares. La vida de calle no es la misma que en otras comunidades. Somos más introvertidos y reservados, y es que el clima, seguramente, también haya influido en ello.

Pero en los últimos tiempos, o quizá en la última década, cada vez esta estampa es más idílica y solamente la encontramos en el recuerdo y en antiguas fotografías.

Lo cierto es que el clima está cambiando. Si es causa de un efecto invernadero o del cambio climático se lo dejamos a los expertos, pero lo cierto es que nosotros, navarros de a pie, vemos cómo cambia nuestro entorno, y nos adaptamos casi sin darnos cuenta al nuevo tiempo, que se establece como escenario de nuestras vidas.

Quizá estemos dejando de ser tan introvertidos, de vivir hacia el interior, o veamos la vida de forma diferente. Lo cierto es que si el estado del tiempo afectaba de una determinada manera a nuestra forma de ser, ahora que está cambiando, lo haga también.

En lo referente a las viviendas, también se establece un cambio notable. Cada vez buscamos más un jardín, un balcón o una terraza que abra nuestro mundo y el de nuestras familias al exterior.

Eso sí… Que sea reservado, íntimo, no olvidemos que después de todo somos navarros y no todo se cambia con tanta alegría, por mucho que evolucione nuestro clima.

Cada vez es mayor la demanda de viviendas con este tipo de cualidades. El disponer de una terraza, o de un pequeño o gran jardín, según los gustos y necesidades, ha tomado especial relevancia a la hora de elegir nuestra próxima vivienda.

Cualquier vivienda que tenga estas características y que encaje en el precio de mercado, tiene una venta mucho más rápida que las que no las poseen, incluso existiendo esa diferencia lógica en el precio.

Si usted es propietario de un ático, de un bajo con jardín o de una casa con terraza, y está pensando en venderla, ajústese al precio de mercado y conseguirá venderla rápidamente. Y si está pensando en adquirir una de estas viviendas y encuentra una que le guste en un precio adecuado, no se lo piense demasiado, o esté seguro de que alguien se le adelantará.

Hay ordenanzas municipales en varios lugares, que convierten a los áticos en zonas transitables, pero no habitables.

Pueden ser solárium, pueden albergar suministros, pero nadie puede vivir en la misma planta dónde se encuentra el ático. Esto los hace aún más atractivos y convierte en piezas más cotizadas los que cuentan con salida directa a la terraza desde una de las habitaciones de la vivienda.

En Pamplona está cambiando nuestra forma de vivir y nuestras costumbres.

Quién sabe… Llegaremos a ver a un navarro sin la “chaquetica colgada del brazo por si refresca”… el tiempo lo dirá, nunca mejor dicho.