España será, según la OCDE, el país de la zona euro con el mayor crecimiento este año y todavía más en 2022, por el doble efecto benéfico esperado del ritmo actual de vacunación y de los fondos europeos que deben empezar a llegar en los próximos meses.

En su informe de perspectivas publicado este lunes, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) calcula que el producto interior bruto (PIB) español subirá un 5,9 % en 2021, lo que significa dos décimas más de lo que había anticipado a comienzos de marzo.

Los datos de crecimiento económico de España ya se publicaron la semana pasada, cuando la OCDE pronosticó que el PIB crecería un 5,9% en 2021 y un 6,3% en 2021. Sin embargo, hasta ahora no se conocía la magnitud de las revisiones de los pronósticos para el resto de países.

“La incertidumbre reducida llevará a una caída acusada del ahorro por precaución y apoyará el consumo privado. Se espera que la inversión se recupere de forma significativa en el segundo semestre de 2021 a medida que mejoran las expectativas y los fondos europeos proporcionan apoyo adicional”, ha indicado la OCDE.

Entre las principales economías desarrolladas, solo se sitúan por delante de España en 2021 Canadá, con un 6,1% (1,4 puntos más que la estimación anterior); Estados Unidos, con un 6,9% (cuatro décimas más); y Reino Unido, con un 7,2% (1,9 puntos más). En lo que respecta a Europa, España también crecerá más en 2021 que Alemania, que crecerá un 3,3% (tres décimas más que la estimación precedente), Francia, con un 5,8% (una décima menos); e Italia, con un 4,5% (cuatro décimas más).

Para 2022, las previsiones publicadas por la OCDE sitúan a España como el país que más crecerá en porcentaje. Por detrás se sitúa Reino Unido, con un alza del PIB del 5,5% (ocho décimas más), Alemania e Italia, con un 4,4% ambos, lo que implica una revisión al alza de siete y cuatro décimas, respectivamente.